ARTÍCULOS


La Iglesia y la violencia en el islam. La negación de la realidad del papa Francisco, más grave que el escándalo de los abusos sexuales

ADAM VILLIERS · TEXTO



"¿Hace el Papa más mal que bien al continuar negando, a pesar de una montaña de pruebas, que el islam está vinculado con la violencia?" Esta es la terrible pregunta que hacía William Kilpatrick en un número de la revista estadounidense Crisis Magazine, que se interrogaba por la negación de la realidad del papa Francisco y de una parte de la jerarquía de la Iglesia.


Una pregunta tanto más terrible cuanto que Kilpatrick es un católico practicante, profesor durante 33 años en el Boston College, la famosa universidad jesuítica de Massachusetts, ensayista, colaborador de muchos medios de comunicación y autor, en 2012, de un libro notable, Cristianismo, islam y ateísmo. La pugna por el alma de Occidente, que solo le valió elogios en los órganos del catolicismo "progresista" del otro lado del Atlántico. Nuestros lectores de habla inglesa pueden leer con gusto la virulenta crítica que hizo Commonweal ...



El islam: el papa Francisco en plena negación de la realidad


Los comentarios equivocados del Papa a su regreso de Polonia no sorprendieron a los católicos franceses. En Estados Unidos, católicos más bien clasificados como "papistas" no se quedaron quietos. Kilpatrick es uno de ellos, pero podríamos referirnos también a Jeff Mirus, el director de Catholic Culture.


Para Kilpatrick, la "negación de la realidad" por las más altas autoridades de la Iglesia, la negación de la violencia intrínseca a la ideología musulmana, podría tener efectos más devastadores aún que el ocultamiento del escándalo de los abusos sexuales a menores por parte de miembros del clero. Kilpatrick sabe de lo que habla, ya que Boston fue el epicentro de la revelación de ese escándalo que iba a extenderse por todo Estados Unidos, con consecuencias catastróficas en el mundo católico estadounidense: la caída de la práctica y la pérdida de confianza en la institución.



Efectos devastadores entre los católicos


Mutatis mutandis, el ocultamiento de la violencia intrínseca al islam o su minimización hasta la insignificancia, cuando la evidencia impone pronunciarse sobre ella, la afirmación de que solo sería algo de "un pequeño grupo fundamentalista", como declaró el Papa, tienen efectos devastadores en la opinión católica mundial, que observa una distorsión flagrante entre lo que constata todos los días y el discurso eclesiástico oficial. "Si las cosas continúan en esta dirección", afirma Kilpatrick, "se producirá una enorme crisis de confianza hacia la Iglesia. Es, potencialmente, una crisis de mayores proporciones que la del escándalo de los abusos sexuales".


Kilpatrick recuerda que, desde los años 1980, millones de cristianos han perdido la vida o se han visto obligados a huir a causa de la yihad contra ellos en Oriente Medio y en África, y que no estaban preparados para ello: ¡sus dirigentes eclesiásticos los habían convencido de que el islam era una religión pacífica al estilo del cristianismo o el judaísmo!



No decir la verdad sobre el islam lleva a la Iglesia a una catástrofe

 

"El Papa y otros con él en la Iglesia", prosigue Kilpatrick, "no dicen la verdad sobre el islam. Algunos sostienen que lo hacen de manera deliberada y que se trata de una estrategia para evitar una radicalización mayor. Otros, entre los que me encuentro, creen que lo hacen por pura ingenuidad. Tanto en un caso como en otro, si continúan defendiendo que el islam es una religión pacífica, esto desembocará necesariamente en una crisis de confianza y una crisis de fe."


Creer en la inocencia del islam no es de fe católica. Querer hacerlo creer es exponerse a que el dramático #NoMiPapa, sea pronto reemplazado por el aún más catastrófico: #NoMiIglesia ...



FUENTE



 RELACIONADO


Documento sobre la fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común



La amistad de Francisco y Al-Tayyeb, o la ‘esperanza de un futuro brillante para todos los seres humanos’



Los "dialogantes" clericales se niegan a reconocer la naturaleza de la yihad