ARTÍCULOS



Las tres etapas de la yihad

DAVID WOOD



"Dios ha adquirido las personas y las fortunas de los creyentes, y a cambio ellos tendrán el paraíso. Combaten en la senda de Alá, matan y se dejan matar" (Corán 9,111).

 

"Mahoma es el enviado de Alá. Quienes están con él son duros contra los no creyentes y misericordiosos entre sí" (Corán 48,29).

 

El engaño en los medios de información


El 5 de noviembre de 2009, un comandante del ejército, un musulmán llamado Nidal Malik Hasan, abrió fuego en Fort Hood, en Texas. Muchas personas inocentes murieron, y Hasan fue acusado de trece cargos de asesinato premeditado y más de treinta cargos de intento de homicidio.


Poco después del tiroteo en Fort Hood, la CNN publicó un artículo titulado "El asesinato no tiene religión" (por Arsalan Iftikhar), que afirmaba que tales ataques están prohibidos en el islam. El artículo comenzaba:

 
"La mayoría de los 1.500 millones de musulmanes del mundo saben que el sagrado Corán declara claramente que "cualquiera que mate a un ser humano… será como si hubiera matado a toda la humanidad. … Si alguien salva una vida, será como si hubiera salvado la vida de toda la humanidad" (enlace).


Nótese que el artículo retrata al islam como una religión que condena la matanza de cualquier tipo. ¿Pero es esto lo que realmente dice el Corán? Desafortunadamente para los lectores de la CNN, el autor no dio ninguna referencia, por lo que los lectores tenían que buscar la cita ellos mismos. Sin embargo, cuando vamos al sura 5,32-33 del Corán (la fuente de la cita manipulada por la CNN), tenemos una descripción sorprendentemente diferente del asesinato según el islam:


"Por esta razón, prescribimos a los hijos de Israel que quien matara a una persona que no hubiera matado a nadie ni corrompido en la tierra, fuera como si hubiera matado a toda la humanidad. Y que quien salvara una vida, fuera como si hubiera salvado las vidas de toda la humanidad. Nuestros enviados vinieron a ellos con las pruebas claras, pero, a pesar de ellas, muchos cometieron excesos en la tierra.


La retribución de quienes hacen la guerra a Dios y a su enviado y se dan a corromper en la tierra es que serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra" (Corán 5,32-33).


Hay dos cosas dignas de destacar en este pasaje. Primero, la enseñanza señalada por la CNN ("quien mata a una persona… es como si hubiera matado a toda la humanidad") estaba dirigida "a los hijos de Israel" (es decir, a los judíos). No se dirigía a los musulmanes. Y segundo, incluso si los musulmanes occidentalizados se quieren aplicar este versículo a sí mismos, el versículo obviamente permite matar a las personas que propagan "la corrupción en la tierra". De hecho, el versículo siguiente manda a los musulmanes asesinar, crucificar y desmembrar a aquellos que emprenden la guerra contra el islam y "traen corrupción" en las tierras musulmanas.


Puesto que Estados Unidos ha mantenido una presencia militar en países predominantemente islámicos, los musulmanes bien informados entienden que, según Mahoma, los soldados estadounidenses cumplen el criterio de "llevar corrupción", y por lo tanto deben ser asesinados. No es casualidad que el comandante Hasan atacara a soldados, muchos de los cuales habían estado desplegados en Irak y Afganistán.

Así pues, la CNN citaba dos fragmentos cuidadosamente manipulados de un pasaje que justifica la matanza de combatientes enemigos y los usaba para demostrar que el islam condena ataques como el tiroteo en Fort Hood. Mientras que engaños como este se descubren fácilmente, en el mundo hay mucha confusión sobre el papel de la violencia en el islam. Este texto trata de dar un poco de luz en medio de esa confusión.

 


La paz, la violencia y la abrogación 


Los musulmanes en Occidente se apresuran a señalar pasajes como el del Corán 109,6 ("Vosotros tenéis vuestra religión y yo la mía ") y 2,256 ("No hay coacción en religión"), como prueba de que el islam es una religión de paz. Cuando tropiezan con pasajes más severos como 9,5 ("Matad a los asociadores dondequiera que los encontréis") y 9,29 ("Combatid contra los que no creen en Alá"), los musulmanes occidentalizados interpretan estos versículos a la luz de las enseñanzas más pacíficas del Corán, diciendo típicamente algo así: "Bueno, el Corán no nos puede mandar matar a los no creyentes, puesto que dice que no hay coacción en religión".


De ahí que los musulmanes occidentalizados escojan los versículos del Corán que encuentran más atractivos, y usen estos versículos para sanear el resto del Corán. Pero ¿es esta la manera correcta de interpretar el Corán? Lamentablemente, la respuesta es no. El Corán presenta su propio método de interpretación, que es la doctrina de la abrogación.


Corán 2,106: "Todo versículo que abroguemos, o hagamos que se olvide, aportamos uno mejor que él, o parecido. ¿No sabéis que Dios es todopoderoso?"


Corán 16,101: "Cuando cambiamos un versículo por otro -y Dios es el que mejor sabe lo que hace descender- dicen: 'Tú no eres más que un fabulador'. Pero la mayoría de ellos no entienden."


Así pues, de acuerdo con el Corán, cuando los musulmanes tropiezan con mandatos contradictorios, no se permite que escojan el que más les guste. Por el contrario, deben ir a la historia y ver cuál es el versículo revelado el último. Cualquiera que sea el último versículo, se dice que abroga (o cancela) las revelaciones anteriores.


¿Qué sucede cuando aplicamos esta metodología a los versículos coránicos sobre la paz y la violencia?

 

 

La llamada a la yihad: las tres etapas


Cuando recurrimos a las fuentes teológicas del islam y a los escritos históricos (Corán, hadices, vida de Mahoma, comentarios), encontramos que hay tres etapas en el llamamiento a la yihad, dependiendo de la situación de los musulmanes en la sociedad.


Primera etapa. Cuando los musulmanes están completamente superados en número y no pueden ganar en una confrontación física con los no creyentes, deben vivir en paz con los no musulmanes y predicar un mensaje de tolerancia. Vemos un ejemplo de esta etapa cuando Mahoma y sus seguidores eran una minoría perseguida en La Meca. Puesto que los musulmanes eran totalmente superados en número, las revelaciones que Mahoma recibió durante esta etapa (por ejemplo: "Vosotros tenéis vuestra religión y yo tengo mi religión") pedían tolerancia religiosa y proclamaban un castigo futuro (en lugar de un castigo en este mundo) para los no creyentes.

 
Segunda etapa. Cuando hay suficientes musulmanes y recursos para defender a la comunidad islámica, se llama a los musulmanes a participar en la yihad defensiva. Así, una vez que Mahoma acordó alianzas con varios grupos de fuera de La Meca y la comunidad musulmana llegó a ser lo suficientemente grande para empezar a combatir, entonces Mahoma recibió Corán 22,39-40:


"Se da autorización [de combatir] a quienes son atacados, porque han sido oprimidos. Alá es poderoso para socorrerlos.

A quienes han sido expulsados de sus hogares injustamente, simplemente por haber dicho: '¡Nuestro Señor es Alá!'"


Aunque los musulmanes en Occidente suelen fingir que el islam sólo permite la lucha defensiva, las revelaciones posteriores muestran lo contrario.


Tercera etapa. Cuando los musulmanes alcanzan una mayoría y consiguen el poder político en una zona, se les ordena comprometerse en una yihad ofensiva. Por eso, una vez que La Meca y Arabia estuvieron bajo el dominio de Mahoma, él recibió la llamada a luchar contra todos los no creyentes. En el sura 9,29, leemos:


"Combatid contra aquellos que no creen ni en Alá ni en el último día, que no prohíben lo que Alá y su enviado han prohibido, y no profesan la religión de la verdad, entre ellos la gente del libro, hasta que paguen el tributo con su propia mano y en estado de humillación."


Adviértase que este versículo no ordena a los musulmanes combatir contra los opresores, sino combatir contra aquellos que no creen en el islam (incluyendo a la "gente del libro", los judíos y los cristianos).


No es sorprendente que encontremos mandatos similares en las más prestigiosas colecciones de hadices (tradiciones que recogen las enseñanzas de Mahoma).


Sahih al-Bujari 6924. Mahoma dijo: "Se me ha ordenado combatir contra las gentes hasta que digan: 'La ilaha illallah' (no hay más dios que Alá), y quien diga La ilaha illallah, Alá pondrá sus propiedades y su vida a salvo de mí."


 Sahih Muslim 30. Mahoma dijo: "Se me ha ordenado combatir contra las gentes hasta que declaren que no hay más dios que Alá".


Aquí, de nuevo, el criterio para luchar contra las gentes es porque creen en algo que no es el islam.


Está claro, entonces, que, cuando los musulmanes subieron al poder, los versículos pacíficos del Corán quedaron abrogados por versículos que mandan a los musulmanes combatir contra las gentes en función de sus creencias. Los mejores eruditos del islam reconocen esto. Por ejemplo, Ibn Kathir (el mayor de los comentaristas islámicos del Corán) resume la tercera etapa como sigue: "En consecuencia, todas las naciones del mundo deben ser llamadas al islam. Si cualquiera de ellas se niega a hacerlo, o se niega a pagar el tributo, hay que combatir contra ella hasta exterminarla".


Cuando los musulmanes alcanzan la tercera etapa


La abrogación también explica las actitudes cambiantes con respecto a los judíos y los cristianos en el Corán. Si bien los musulmanes, cuando se ven superados en número, deben ser amistosos con los judíos y los cristianos, la posición islámica cambia cuando los musulmanes alcanzan la tercera etapa, momento en el que cristianos y judíos deben reconocer su estatus inferior y pagar la yizia (un tributo pagado a los musulmanes a cambio de no ser asesinados por ellos). Considérense algunas de las últimas enseñanzas de Mahoma acerca de los cristianos y los judíos:


Corán 5,51: "¡Vosotros que creéis! No toméis a los judíos y a los cristianos como aliados. Son aliados unos de otros. Quien de entre vosotros se alíe con ellos es uno de ellos. Alá no guía a gentes opresoras".

 
Corán 9,30: "Los judíos dicen: 'Esdras es hijo de Dios', y los nazarenos dicen: 'El Mesías es hijo de Dios'. Estas son las palabras de sus bocas. Imitan la palabra de los que no creyeron antes. Que Alá los combata. ¡Cómo se han pervertido!"


Corán 98,6: "Los que no creen entre la gente del libro, igual que los asociadores, irán al fuego de la gehena, donde estarán eternamente. Son lo peor de la creación."

 
Sahih Muslim 4366: Mahoma dijo: "Expulsaré a los judíos y a los cristianos de la península arábiga y no dejaré nada más que musulmanes".

 
Al-Bujari, Al-Adab al-Mufrad 1103: Mahoma dijo: "No le deis a la gente del libro el saludo primero. Obligadlos a la parte más estrecha del camino".


No hace falta decir que estas enseñanzas difícilmente pueden considerarse pacíficas o tolerantes.

 

 

Los musulmanes en Occidente 


Dado que es obvio que Mahoma ordenó a sus seguidores combatir contra los no creyentes (simplemente por ser no creyentes), ¿por qué lo niegan los musulmanes en Occidente? Aquí debemos referirnos al sura 3,28, que dice:


"Que los creyentes no tomen a los no creyentes como aliados en vez de a los creyentes. Quien haga esto no está del lado de Alá, salvo en el caso de que los temáis."


Según este versículo (que utiliza una variante de la palabra taquiya, que significa "disimulo"), no se permite que los musulmanes sean aliados de los no musulmanes. Sin embargo, si los musulmanes se sienten amenazados por un adversario más fuerte, se les permite fingir que son amistosos. Ibn Kathir comenta: "En tal caso, a esos creyentes se les permite mostrar amistad exteriormente, pero nunca interiormente". Abu Darda, uno de los compañeros de Mahoma, lo expresó de esta manera: "Sonreímos delante de ciertas personas, aunque nuestros corazones los maldicen".


Evaluación 


¿Es el islam una religión de paz? No. El Islam es una religión que finge ser pacífica cuando los musulmanes son demasiado débiles para ganar una guerra. Cuando el islam es dominante, se ordena a los musulmanes que subyuguen o maten a todos los que los rodean. (Basta con ver cómo se trata a los no musulmanes en los países musulmanes. Comparemos este abuso y persecución constantes con lo que proclaman acerca del islam "pacífico" los musulmanes occidentalizados.)


Por supuesto, hay muchos musulmanes que no son violentos. Muchos musulmanes en Occidente aman la paz y la tolerancia. Pero no extraen estos valores del islam. Los obtienen de Occidente, y ahora están reinterpretando el islam basándose en sus valores occidentales. Para los musulmanes devotos, sin embargo, solo hay dos situaciones posibles: (1) ponerse a combatir contra los no creyentes, y (2) fingir ser pacíficos mientras se preparan para combatir contra los no creyentes. De cualquier modo, el objetivo es siempre conquistar el mundo en nombre de Alá.

 



Para estudios adicionales 


Para un video detallado sobre la discusión de esta información.

Para obtener más información sobre estos temas, visite estos sitios: enlace 1; enlace 2; enlace 3.

Para algunos artículos específicos, visite los siguientes enlaces: enlace 1; enlace 2; enlace 3; enlace 4; enlace 5; enlace 6; enlace 7; enlace 8; enlace 9.


FUENTE