ESTUDIOS


Errores lingüísticos en el Corán. 11. El corte defectuoso de los versículos y la ausencia de puntuación moderna

SAMI ALDEEB · TEXTO




En este artículo, abordamos la undécima y última categoría de los errores lingüísticos del Corán, a saber, el corte defectuoso de los versículos y la ausencia de puntuación moderna تقطيع معيب للآيات وعدم وجود علامات الترقيم الحديثة.


Para citar solo la Wikipedia, la puntuación tiene por objetivo la organización de lo escrito gracias a un conjunto de signos gráficos. Tiene tres funciones principales. Indica hechos de la lengua oral, como la entonación o las pausas de diversa longitud. Marca los grados de subordinación entre los diferentes elementos del discurso. Finalmente, precisa el significado y define los enlaces lógicos entre estos elementos. Está destinada a facilitar la comprensión del texto, y es un elemento esencial de la comunicación escrita. Un solo signo de puntuación puede modificar la naturaleza de una frase, haciéndola enunciativa, exclamativa, imperativa, interrogativa, cambiando así su significado y la manera de pronunciarla.


A diferencia de las traducciones del Corán en lenguas europeas distribuidas por Arabia Saudí y que se encuentran en librerías y bibliotecas, el Corán en árabe no contiene ni puntos, ni comas, ni puntos y coma, ni dos puntos, ni signos de exclamación, ni signos de interrogación, ni comillas, etc. Esto no significa que, por eso, el Corán en lengua árabe esté sin signos de puntuación. De hecho, los eruditos religiosos musulmanes elaboraron un sistema particular de puntuación muy complejo, que se utiliza únicamente en el texto coránico, compuesto sobre todo por una o varias letras, en particular con el fin de indicar la parada obligatoria, la parada prohibida, la parada permitida, la parada preferible, etc. Estas letras se colocan por encima de las palabras en pequeños caracteres, recargando así el texto. A pesar de la gran cantidad de estos signos, ninguno de ellos corresponde al signo de interrogación, de exclamación, a las comillas de las citas, etc.


A este problema se añade el de la numeración defectuosa de los versículos del Corán que no coincide con el final de la frase. Así, hay frases cortadas por el número de un versículo que se deben completar con fragmentos de frase que se encuentran en el versículo siguiente. Esta numeración se encuentra al final del versículo, al contrario de lo que ocurre en la Torá y la Biblia, donde el número del versículo se coloca al principio. Doy aquí un ejemplo de un capítulo, agregando un asterisco al final de la frase.


84/30,2. Los romanos han sido vencidos

غُلِبَتِ ٱلرُّومُ

84/30,3. en la tierra más cercana * Pero después de haber sido vencidos, vencerán (sayaghlibun),

فِيٓ أَدۡنَى ٱلۡأَرۡضِ. وَهُم، مِّنۢ بَعۡدِ غَلَبِهِمۡ، سَيَغۡلِبُونَ،

84/30,4. dentro de unos años * En manos de Dios está todo antes [de la victoria] y después [de ella] * Ese día los creyentes se regocijarán (al-mu'minum)

فِي بِضۡعِ سِنِينَ. لِلَّهِ ٱلۡأَمۡرُ مِن قَبۡلُ […]وَمِنۢ بَعۡدُ […]. وَيَوۡمَئِذٖ، يَفۡرَحُ ٱلۡمُؤۡمِنُونَ

84/30,5. del auxilio de Dios * Él auxilia a quien quiere * Es el orgulloso, el misericordioso.

بِنَصۡرِ ٱللَّهِ. يَنصُرُ مَن يَشَآءُ. ~ وَهُوَ ٱلۡعَزِيزُ، ٱلرَّحِيمُ


Está claro a partir de este ejemplo, entre tantos otros, que las frases han sido entrecortadas por los números de los versículos con el único fin de mantener la rima. También se notará que el versículo 4 está incompleto, y los exegetas divergen sobre los elementos que faltan. Lo que hemos puesto entre [...] es una de las maneras probables de completar el versículo.


A pesar del corte de las frases debido a una numeración de los versículos que privilegia la rima a costa del significado, hay quienes creen que esta numeración se hizo por inspiración de Dios, en particular para los cabalistas musulmanes que parten de esta numeración para probar el origen divino del Corán. Ahora bien, los eruditos musulmanes difieren en cuanto al número de los versículos. Al-Suyuti dice: "Estuvieron de acuerdo en que el número de versículos del Corán es de seis mil versículos, luego disentían en lo que se añade a eso. Algunos de ellos mantienen esa cifra, y otros le añaden doscientos cuatro versículos, incluso doscientos catorce versículos, doscientos diecinueve versículos, o doscientos treinta y seis versículos". La diferencia procede de la combinación de dos versículos en uno solo o la división de un versículo en dos. Y, de hecho, los musulmanes no están de acuerdo en dónde empezar y dónde termina el versículo. Algunos indican la siguiente numeración:


— Primera numeración de Medina: 6.000 versículos.


— Última numeración mediní usada en Marruecos: 6.214 versículos.


— Numeración de La Meca: 6.219 versículos.


— Numeración siria: 6.226 versículos.


— Numeración de Kufa, seguida del Corán del rey Fuad de 1923, y el de Medina distribuido por el Complejo del Rey Fahd para la Impresión del Noble Corán: 6.236 versículos.


— Numeración de Basora usada en Sudán: 6.204 versículos.


— Numeración de la edición del Corán por el orientalista alemán Gustav Flügel en 1834: 6.238 versículos.


— Numeración del Imperio otomano hacia 1880: 6.344 versículos.


Algunos orientalistas utilizan todavía la numeración de Flügel en sus escritos y traducciones, como en las traducciones francesas de Montet y Kazimirski [y en la española de Juan Vernet. Algunas traducciones usan una numeración doble, como la francesa de Blachère y la de Hamidullah, y la traducción italiana de Mandel, lo que significa que mencionan la numeración según el Corán del rey Fuad y la numeración según el Corán de Flügel. Nosotros nos contentamos con mencionar la numeración del Corán del rey Fuad, precedida por la numeración en orden cronológico. La diferencia entre la numeración del Corán de Flügel y la del Corán del rey Fuad afecta a veces hasta a seis cifras. Los cabalistas musulmanes reclaman a este efecto una uniformización de la numeración de los versículos del Corán para poder atenerse a un solo y mismo lenguaje.


Pero en nuestra opinión, lo más importante es la preparación de una edición crítica del Corán, según las reglas seguidas en las ediciones de manuscritos antiguos, añadiendo signos de puntuación modernos, en lugar de suministrarnos un texto decorado en el que el lector no sabe dónde comienza la frase o dónde termina, a menos que esté familiarizado con los complejos signos de parada que recargan el texto coránico.


Tengamos en cuenta que los signos de puntuación para la escritura árabe se adoptaron tardíamente. Fueron elaborados por Ahmed Zaki Pasha, a partir de la puntuación en las lenguas europeas, en su libro La puntuación y sus signos en la lengua árabe, impreso en El Cairo en 1912. Aunque ha pasado más de un siglo desde la publicación de este libro, las autoridades religiosas en el mundo árabe e islámico continúan emitiendo fetuas que prohíben la publicación del Corán con los signos de puntuación modernos utilizados en todos los escritos árabes. Ahmed Zaki Pasha es responsable de esta situación. Él dice en el libro mencionado: "Para mí, no hay razón alguna en utilizar estos signos para escribir el sagrado Corán, ya que los sabios de la recitación han resuelto satisfactoriamente esta cuestión".


Aslan, autor árabe de un libro sobre las ediciones críticas de manuscritos, dice: "Se debe tener cuidado [en la transcripción del manuscrito] al colocar los signos de puntuación: coma, punto, comillas, signos de interrogación, signos de exclamación, corchetes, etc." Si esta es una condición necesaria para la edición de manuscritos en general, ¿qué pasa con la publicación del texto del Corán?


Citemos aquí algunas opiniones opuestas a la introducción de signos de puntuación modernos en el Corán:


— La puntuación conduce a la interpretación, y a veces sustituye a la entonación que expresa ciertos significados, como la exclamación, la negación o la interrogación. Si bien contribuye a una mejor comprensión del texto, encierra los versículos en un sentido más estricto de lo que debería ser, ya que el Corán se presta a varias interpretaciones.


— Ningún signo de puntuación se puede utilizar para escribir versículos, y solo los versículos se pueden separar con un punto. En cuanto a los signos de interrogación, de exclamación, etc., está prohibido mencionarlos en el Corán a fin de preservar la ortografía otomana, en que son unánimes los eruditos.


— Un signo de puntuación es una especie de interpretación. Todo esto añade una explicación o cambia el sentido del versículo. Ahora bien, la interpretación es el punto de vista del intérprete, y no podemos imponer la interpretación en la palabra de Dios Todopoderoso. Por consiguiente, no está permitido hacer mención de los signos de puntuación en los versículos coránicos, pero se puede decir en la explicación que la comprensión por parte del exegeta es tal o cual, como si pusiéramos un signo puntuación después de la palabra tal o cual.


— Los signos de parada aprobados en el pasado son más completas que los propuestos por extranjeros. Entonces, ¿por qué buscamos parecernos a ellos cuando no tenemos necesidad de ello? Luego, colocar signos de exclamación y de interrogación en el libro de Dios lo volverá similar a cualquier otro texto. En cuanto a los signos de puntuación árabes, los encontramos solamente en el Libro de Dios.


— Nunca deberíamos discutir nunca la adición de signos de puntuación en el Corán, como la coma, el signo de interrogación y el signo de exclamación, por varias razones. En primer lugar, la gente ha conocido y se ha acostumbrado al sagrado Corán en su forma actual y usual. Poner la puntuación inevitablemente y sin duda confundirá a la gente. Debemos hacer fácil el Corán, y esos signos serán una fuente de ambigüedad. En segundo lugar, si introducimos esos signos en la versión árabe del Corán, debemos hacerlo para las otras lenguas que usan el alfabeto árabe, como la lengua pakistaní y otras lenguas. Estos signos diferentes inevitablemente plantearán un problema a la gente. Finalmente, hay que evitar que el Corán se convierta en un juguete en manos de la gente, cada uno buscando introducir en él lo que estima más apropiado, con el pretexto de desarrollar este gran libro, incluso si tales adiciones perturban la comprensión de la gente.


Yusuf Al-Qaradawi escribió en su sitio, en respuesta a una pregunta sobre el añadido de signos de puntuación en el Corán:


"Lo que usted ha preguntado sobre el uso de signos de puntuación, tales  como: coma, punto y coma, signo de interrogación, signo de exclamación, dos puntos, etc., no veo nada de malo en eso , sino más bien lo prefiero porque eso ayuda a comprender el texto coránico. Yo personalmente me atengo a eso al citar los textos del noble Corán en mis libros, mis conferencias y todo lo que escribo. Me he acostumbrado desde hace mucho tiempo, y aconsejo a todos los escritores que sigan mi ejemplo. Sin embargo, tengo reservas respecto al signo que marca una frase inserta para que el lector no piense que esa frase está fuera del texto. No me gusta que esos signos sean fuente de confusión... Por tanto, no veo nada malo en usar esos signos para mayor claridad y como ayuda para comprender mejor."


Se puede concluir que Al-Qaradawi no ve inconveniente en el uso de signos de puntuación modernos en las citas, pero no para el conjunto del Corán.


La Autoridad General para Asuntos Islámicos y Donaciones en Emiratos Árabes Unidos respondió a una pregunta similar con respecto a la publicación del conjunto del Corán y las citas:


"No está permitido poner signos de puntuación en el sagrado Corán, como los dos puntos y los signos de interrogación. La razón de la prohibición de escribir el Corán con puntuación es conservar la ortografía en la que los compañeros se pusieron de acuerdo. La escritura del Corán es en parte tawqifi (definitiva), como es el caso de la ortografía otomana, que es intocable. Pero parte de la escritura del Corán es objeto de esfuerzo en interés del texto coránico para facilitar su lectura. Así, los eruditos han distinguido esta parte poniendo signos en rojo o verde. Y como esto no es definitivo, ha sido objeto de divergencias. En cuanto a colocar signos de puntuación fuera del Corán, como escribir un versículo en una pizarra o en papeles para la enseñanza, esto está permitido. El imán Malik autorizó el uso de la ortografía moderna a fin de preservar el Corán de toda alteración por parte de los estudiantes. El erudito Abu Amr Al-Dani, declaró en su libro sobre la puntuación del Corán: Malik lo dijo, y no dejan de plantearme preguntas sobre la puntuación en el Corán: En lo que se refiere al Corán oficial, estimo que no se debe añadir nada que no sea parte de él. En cuanto al Corán y las tabletas que sirven para la enseñanza de los niños, no veo ningún mal en eso."


Algunos musulmanes han pedido la introducción de la puntuación moderna en la publicación del Corán. Por ejemplo, el Dr. Muhammad Obaid, profesor egipcio de lengua árabe en Arabia Saudí, escribió un artículo titulado: "¿El sagrado Corán necesita puntuación?". Dice:


"Esta pregunta en el título del artículo ya se había formulado antes, pero no hay ningún organismo científico, que yo sepa, que haya examinado esta pregunta que considero importante y debería debatirse seriamente. El problema radica en la importancia de la puntuación, porque ayuda mucho a comprender el texto y resolver sus problemas, tanto más cuanto el Corán es leído por árabes y no árabes, y estos son los más numerosos. Muchos creen que los signos de puntuación pueden ayudarlos a comprender lo que el legislador quiere decir. Entonces, ¿cómo puede un no árabe comprender los propósitos de estilos como la interrogación, la negación, la exclamación, la conminación, la prohibición y otros estilos cuyo sentido varía según el destinatario. [...] Espero que las autoridades académicas, como los departamentos de lengua árabe, y los interesados ​​en el estudio, la interpretación y la publicación del sagrado Corán adopten dicho proyecto, ya sea apoyándolo o rechazándolo, de manera objetiva, a fin de servir perfectamente al Libro del Dios Todopoderoso, en particular para los que no son de lengua árabe.


Cabe señalar aquí que Arabia Saudí distribuye millones de ejemplares de traducciones del Corán que llevan signos de puntuación modernos. Mientras que el texto árabe que distribuye está sin puntuación. No es justo que el lector occidental reciba mejor servicio que el lector árabe. Hoy, no es posible publicar un libro, un estudio o un artículo sin respetar las reglas modernas de numeración. Un sitio web en árabe resume las ventajas de la puntuación en los puntos siguientes:


1) Facilita la comprensión del lector, le proporciona una toma de conciencia de los significados, interpreta las intenciones y aclara las estructuras durante la lectura.


2) Nos presenta el emplazamiento de las separaciones de las frases y las divisiones de los conceptos, y la identificación de los lugares donde hay que detenerse ... para mejorar la enunciación del discurso.


3) Facilita la lectura, ahorrando tiempo en la búsqueda del sentido, un sentido que se capta mejor si el texto está puntuado y sus elementos separados. Se pierde más tiempo leyendo un texto no puntuado que un texto puntuado.


4) La puntuación juega el papel de los gestos corporales y la entonación para hacer más claro el sentido. Es semejante a las señales de tráfico, sin las cuales muchos usuarios de la carretera perderían su camino.


5) Organiza el tema, embellece su lengua y mejora su presentación. El texto aparece así en una estética particular que relaja a los lectores, los motiva a leerlo y apreciarlo.


Si la puntuación se requiere en un texto ordinario, cuánto más cuando se trata del Corán mismo, que impulsa a su contemplación. Basta aquí con referirse a la controversia suscitada por el versículo 89/3,7. Este versículo dice:


89/3,7. Él fue quien hizo descender sobre ti el libro. Hay signos precisos que son la madre del libro, y otros que son equívocos. Aquellos en cuyos corazones hay una desviación siguen lo que es equívoco al respecto, buscando la subversión y buscando su interpretación. Pero nadie sabe su interpretación, excepto Dios. Y los firmes en el conocimiento dicen: "Nosotros hemos creído en ello. Todo es de parte de nuestro Señor". Pero solo los dotados de inteligencia se acuerdan.

هُوَ ٱلَّذِيٓ أَنزَلَ عَلَيۡكَ ٱلۡكِتَٰبَ. مِنۡهُ ءَايَٰتٞ مُّحۡكَمَٰتٌ هُنَّ أُمُّ ٱلۡكِتَٰبِ، وَأُخَرُ مُتَشَٰبِهَٰتٞ. فَأَمَّا ٱلَّذِينَ فِي قُلُوبِهِمۡ زَيۡغٞ، فَيَتَّبِعُونَ مَا تَشَٰبَهَ مِنۡهُ، ٱبۡتِغَآءَ ٱلۡفِتۡنَةِ وَٱبۡتِغَآءَ تَأۡوِيلِهِۦ. وَمَا يَعۡلَمُ تَأۡوِيلَهُۥٓ، إِلَّا ٱللَّهُ. وَٱلرَّٰسِخُونَ فِي ٱلۡعِلۡمِ يَقُولُونَ: «ءَامَنَّا بِهِۦ. كُلّٞ مِّنۡ عِندِ رَبِّنَا». ~ وَمَا يَذَّكَّرُ إِلَّآ أُوْلُواْ ٱلۡأَلۡبَٰبِ


Hay quienes dividen este versículo colocando un punto después del conocimiento. Y entonces el significado del versículo cambia totalmente:


"Él fue quien hizo descender sobre ti el libro. Hay signos precisos que son la madre del libro, y otros que son equívocos. Aquellos en cuyos corazones hay una desviación siguen lo que es equívoco al respecto, buscando la subversión y buscando su interpretación. Pero nadie sabe su interpretación, excepto Dios y los firmes en el conocimiento. Dicen" …. Esta es la interpretación dada por Makki, mientras que otras exégesis refutan tal interpretación.


Además de las ventajas de la puntuación para comprender el Corán, se debe tener en cuenta la necesidad de los traductores de tener texto puntuado, sobre todo en los versículos largos. Tomemos el ejemplo del versículo más largo que contiene 18 frases:


87/2,282. ¡Vosotros que habéis creído! Cuando tengáis una deuda con un plazo determinado, anotadlo. Que un escriba tome nota ante vosotros en justicia. Que el escriba no rehúse escribir según lo que Dios le ha enseñado. Así que escriba y que dicte el deudor. Que tema a Dios su Señor y no rebaje nada. Si el deudor es insensato, o débil, o incapaz de dictar, que su procurador dicte en justicia. Haz que testifiquen dos testigos entre vuestros hombres. Si no hay dos hombres, [tomad] un hombre y dos mujeres de entre las que os parezcan bien como testigos, [de manera que] si una de ellas se equivoca,la otra pueda corregirla. Que los testigos no rehúsen cuando se les llama. No os canséis de escribir la deuda, ya sea pequeña o grande, fijando su plazo. Esto es lo más justo ante Dios, lo más elevado para el testimonio, y lo mínimo [para que] no dudéis. Pero si se trata de un negocio presente que acordáis entre vosotros, no hay inconveniente en que no lo escribáis. Y tomad testigos, cuando hagáis una venta entre vosotros. No debe molestarse al escriba o al testigo. Si lo hicierais, sería una perversidad de vuestra parte. Temed a Dios. Dios os enseña. Dios lo sabe todo.

يَٰٓأَيُّهَا ٱلَّذِينَ ءَامَنُوٓاْ! إِذَا تَدَايَنتُم بِدَيۡنٍ إِلَىٰٓ أَجَلٖ مُّسَمّٗى، فَٱكۡتُبُوهُ. وَلۡيَكۡتُب بَّيۡنَكُمۡ كَاتِبُۢ بِٱلۡعَدۡلِ. وَلَا يَأۡبَ كَاتِبٌ أَن يَكۡتُبَ كَمَا عَلَّمَهُ ٱللَّهُ. فَلۡيَكۡتُبۡ، وَلۡيُمۡلِلِ ٱلَّذِي عَلَيۡهِ ٱلۡحَقُّ. وَلۡيَتَّقِ ٱللَّهَ، رَبَّهُۥ، وَلَا يَبۡخَسۡ مِنۡهُ شَيۡ‍ٔٗا. فَإِن كَانَ ٱلَّذِي عَلَيۡهِ ٱلۡحَقُّ سَفِيهًا، أَوۡ ضَعِيفًا، أَوۡ لَا يَسۡتَطِيعُ أَن يُمِلَّ هُوَ، فَلۡيُمۡلِلۡ وَلِيُّهُۥ بِٱلۡعَدۡلِ. وَٱسۡتَشۡهِدُواْ شَهِيدَيۡنِ مِن رِّجَالِكُمۡ. فَإِن لَّمۡ يَكُونَا رَجُلَيۡنِ، […]فَرَجُلٞ وَٱمۡرَأَتَانِ مِمَّن تَرۡضَوۡنَ مِنَ ٱلشُّهَدَآءِ، […]أَن تَضِلَّ إِحۡدَىٰهُمَا، فَتُذَكِّرَ إِحۡدَىٰهُمَا ٱلۡأُخۡرَىٰ. وَلَا يَأۡبَ ٱلشُّهَدَآءُ، إِذَا مَا دُعُواْ. وَلَا تَسۡ‍َٔمُوٓاْ أَن تَكۡتُبُوهُ، صَغِيرًا أَوۡ كَبِيرًا، إِلَىٰٓ أَجَلِهِۦ. ذَٰلِكُمۡ أَقۡسَطُ عِندَ ٱللَّهِ، وَأَقۡوَمُ لِلشَّهَٰدَةِ، وَأَدۡنَىٰٓ […]أَلَّا تَرۡتَابُوٓاْ. إِلَّآ أَن تَكُونَ تِجَٰرَةً حَاضِرَةٗ تُدِيرُونَهَا بَيۡنَكُمۡ، فَلَيۡسَ عَلَيۡكُمۡ جُنَاحٌ أَلَّا تَكۡتُبُوهَا. وَأَشۡهِدُوٓاْ، إِذَا تَبَايَعۡتُمۡ. وَلَا يُضَآرَّ كَاتِبٞ وَلَا شَهِيدٞ. وَإِن تَفۡعَلُواْ، فَإِنَّهُۥ فُسُوقُۢ بِكُمۡ. وَٱتَّقُواْ ٱللَّهَ. وَيُعَلِّمُكُمُ ٱللَّهُ. ~ وَٱللَّهُ بِكُلِّ شَيۡءٍ عَلِيمٞ


Intentad ahora suprimir todos los signos de puntuación del texto y reemplazad las letras mayúsculas por minúsculas, y comprenderéis la dificultad que encuentra el traductor. Cada traductor intenta, entonces, imaginar la puntuación según su propio entendimiento. De ahí las discrepancias entre las traducciones, tanto más cuanto este versículo contiene lagunas indicadas por [...]. Tened en cuenta que el texto árabe producido aquí procede de mi propia edición árabe del Corán a la que he añadido la puntuación moderna. Tened en cuenta aquí que la lengua árabe no conoce letras mayúsculas, que podrían ayudar a descubrir el comienzo de una frase.


Ante la pereza y la indiferencia de las instituciones religiosas y universitarias de los países árabes e islámicos, hemos decidido, en nuestra edición árabe del Corán y del texto árabe que acompaña a nuestras traducciones, introducir signos de puntuación modernos, con apoyo en varias investigaciones árabes, sin tocar los signos de parada tradicionales, utilizados en los Coranes actuales. No pretendemos la infalibilidad en nuestro trabajo, más bien esperamos que otros corrijan lo que hemos hecho. Con anterioridad, el imán Abu Hanifa al-Numan declaró: "Hemos aprendido que es una opinión, y es lo mejor que hemos podido hacer. Si alguien nos ofrece una opinión mejor, se la aceptaremos".


No es necesario mostrar aquí los signos de puntuación modernos que hemos usado. Nos limitamos a mencionar los signos siguientes:


. El punto indica el final de la frase. Si el final del versículo no coincide con el final de la frase, la frase se deja sin punto o con una coma, según corresponda.


[…] Estos corchetes con tres puntos suspensivos indican que el versículo contiene una laguna.


[—] Estos corchetes con guiones indican el paso de un sujeto a otro sin relación entre ellos.


~ Este signo, que corresponde a la madda árabe y a la tilde española, indica los elementos agregados al final de un versículo para mantener la rima, elementos que rara vez tienen relación con los pasajes precedentes. Va precedido de un punto si es independiente del sentido del versículo.


Hemos definido el final de la oración, que se llama "inicio completo" o "punto final", sobre la base a los signos de parada en la edición del Corán publicada por el Complejo Rey Fahd para la Impresión del Noble Corán. Nos hemos apoyado para la identificación de otros signos de puntuación en las siguientes obras:


— La traducción francesa de Muhammad Hamidullah publicada por el Complejo Rey Fahd para la Impresión del Noble Corán.

— Traducción francesa de Zeinab Abdelaziz, de la Universidad de Al-Azhar.

— La Selección en la exégesis del sagrado Corán publicada por el Consejo Supremo para Asuntos Islámicos en Egipto.

— La exégesis publicada por el Complejo Rey Fahd para la Impresión del Noble Corán.


Para identificar las inserciones, nos hemos apoyado en exégesis y otros trabajos, en particular:


Tafsir Al-Baydawi.

Tafsir Al-Jalalayn.

Tafsir Al-Zamakhshari.

— Bissendi, Dhahirat al-iqham fil-tarakib al-lughawiyyah.

— Mubaraki, Al-i'tirad fil-Qur'an al-karim, mawaqi'uhu wa-dalalatuh fil-tafsir.


Los exegetas no han prestado atención a los discursos, y no han decidido cuándo el interlocutor lo comienza y lo termina. Nos hemos inspirado en las dos traducciones francesas mencionadas. Aunque las dos traducciones están generalmente de acuerdo para determinar el comienzo del discurso, difieren en lo que respecta a su final. Pero hay también una divergencia en la determinación del comienzo del discurso, como en el versículo 59/39,53:


59/39,53. Di: "¡Mis siervos que os habéis excedido en vuestro propio perjuicio! No desesperéis de la misericordia de Dios. Dios perdona todas las faltas. ~ Él es indulgente, misericordioso ”.

 قُلۡ: «يَٰعِبَادِيَ ٱلَّذِينَ أَسۡرَفُواْ عَلَىٰٓ أَنفُسِهِمۡ! لَا تَقۡنَطُواْ مِن رَّحۡمَةِ ٱللَّهِ. إِنَّ ٱللَّهَ يَغۡفِرُ ٱلذُّنُوبَ جَمِيعًا. ~ إِنَّهُۥ هُوَ ٱلۡغَفُورُ، ٱلرَّحِيمُ


Está claro que el orador en este versículo es Dios y el destinatario es Mahoma. Pero, como es inconcebible que Mahoma diga: "Mis siervos", los exegetas corrigen este versículo de la siguiente manera:


"Di a mis siervos que se han excedido en su propio perjuicio: 'No desesperéis de la misericordia de Dios. Dios perdona todas las faltas'. ~ Él es indulgente, misericordioso."


Muhammad Hamidullah traduce este versículo como sigue:


"Di: 'Mis siervos que habéis cometido excesos en vuestro propio perjuicio, no desesperéis de la misericordia de Alá. Porque Alá perdona todos los pecados. Sí, él es el perdonador, el más misericordioso'."


Mientras que Zeinab Abdelaziz lo traduce de la siguiente manera, ateniéndose a la corrección de los exegetas:


"Anuncia a mis siervos, que cometieron excesos contra sí mismos: 'No desesperéis de la misericordia de Alá'. Ciertamente, Alá absuelve los pecados totalmente. Él es el Absolutor, el Misericordioso."



FUENTE



 RELACIONADO


Errores lingüísticos en el Corán. 11. El corte defectuoso de los versículos y la ausencia de puntuación moderna



Errores lingüísticos en el Corán. 10. La dislocación de versículos del Corán



Errores lingüísticos en el Corán. 9. Las lagunas del Corán y la teoría de la omisión y la estimación



Errores lingüísticos en el Corán. 8. La repetición, la dispersión y la redundancia



Errores lingüísticos en el Corán. 7. Las contradicciones del Corán



Errores lingüísticos en el Corán. 6. Los errores gramaticales, o enálage



Errores lingüísticos en el Corán. 5. La permutación defectuosa de los elementos del discurso



Errores lingüísticos en el Corán. 4. El uso de palabras inapropiadas, y la teoría de la inclusión



Errores lingüísticos en el Corán. 3. Las variantes, o todo es bronca para los árabes



Errores lingüísticos en el Corán. 2. Las faltas de ortografía, o el Alzheimer de Dios



Errores lingüísticos en el Corán. 1. La ambigüedad, o cuando Dios habla en chino



Errores lingüísticos en el Corán