ARTÍCULOS


Un experto árabe desenmascara al aliado musulmán del Papa

ENTREVISTA A RAYMOND IBRAHIM · TEXTO




Ciudad del Vaticano (ChurchMilitant.com). Un destacado erudito árabe expone las "dos caras" del interlocutor musulmán del papa Francisco y el fracaso del pacto de fraternidad humana del pontífice para detener la creciente persecución de los cristianos en el mundo islámico.


El historiador del islam Raymond Ibrahim critica al gran imán de Al-Azhar, Ahmed Al-Tayeb por "contradecir repetidamente todos los elevados sentimientos del documento que firmó con el Papa", en un momento en que la Santa Sede rememora el aniversario del acuerdo de Abu Dabi, que fue firmado el 4 de febrero de 2019.


Ese día, Francisco y Al-Tayeb participan en un evento virtual organizado en Abu Dabi para celebrar el Día Internacional de la Fraternidad Humana, un día que la Asamblea General de las Naciones Unidas ha establecido ahora como celebración anual.


El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y el gobernante de los Emiratos Árabes Unidos, Mohammed bin Zayed, presiden los actos conmemorativos del controvertido concordato católico-musulmán, según medios vaticanos.


En su audiencia pública del miércoles, Francisco dijo que estaba complacido de que "las naciones de todo el mundo se unan a esta celebración, dirigida a promover el diálogo interreligioso e intercultural".


En una entrevista exclusiva con Iglesia Militante, Ibrahim llamó la atención sobre el "doble discurso" del jeque Al-Tayeb: "una cosa es cuando habla en árabe y aparece en los medios árabes, y todo lo contrario cuando 'dialoga' con los ingenuos dirigentes occidentales, que están demasiado ansiosos por escuchar lo que desean oír".


"Por ejemplo, el Documento sobre la Fraternidad Humana firmado por Al-Tayeb insiste enfáticamente en la libertad religiosa, afirmando que 'el hecho de que las personas se vean obligadas a adherirse a una determinada religión o cultura debe ser rechazado'", señaló Ibrahim.


Ibrahim, autor del reciente éxito de ventas La espada y la cimitarra. Catorce siglos de guerra entre el Islam y Occidente, explicó que hay una grabación de Al-Tayeb donde menciona a "los entendidos en la ley islámica [al-fuqaha] y los imanes de las cuatro escuelas de jurisprudencia" que afirman que los apóstatas [conversos del islam a otra religión] deben ser castigados. Para subrayar este punto, el principal clérigo islámico citó un dicho de Mahoma que dice: "A quien abandone su religión islámica, matadlo".


"Hasta ahí llega la libertad religiosa", lamentó Ibrahim, y explicó cómo el gran imán "es muy conocido por hacer la vista gorda ante la persecución en curso contra la minoría no musulmana más visible de Egipto, que son los cristianos coptos".


A pesar del hecho bien documentado de que las turbas musulmanas atacan a los cristianos casi "cada dos o tres días", Al-Tayeb le dijo al papa copto Tawadros II que "Egipto representa el último y supremo ejemplo de unidad nacional" entre musulmanes y cristianos, según Ibrahim.


Algunos ejemplos incluyen la quema de iglesias y hogares cristianos, el asesinato a sangre fría de un hombre copto que defendía a su nieto de los matones musulmanes, y el desnudar, golpear y pasear desnuda de una mujer cristiana de 70 años, agregó.


"El gran imán no pronuncia una sola palabra sobre la persecución y el desplazamiento de los coptos, sus propios compatriotas egipcios", comentó Ibrahim. "En cambio, afirma que 'los coptos han estado viviendo en Egipto durante más de 14 siglos a salvo, y no hay necesidad de toda esa preocupación artificial por ellos', y agrega que 'el verdadero terrorismo fue creado por Occidente'".


Ibrahim, que actuó como consultor para el Comando Estratégico de Estados Unidos y la Agencia de Inteligencia de Defensa, nació de padres egipcios y estudió con el renombrado historiador militar Victor Davis Hanson.


Ibrahim dijo a Iglesia Militante que "lejos de hablar a favor de las minorías cristianas de Egipto", Al-Tayeb "ha confirmado que son 'infieles".


Ibrahim aclaró:


"Si bien al-Tayeb usó la calificación en sentido técnico, diciendo correctamente que, al rechazar el profetismo de Mahoma, los cristianos son infieles [kafir], también sabe que etiquetarlos como tales legitima toda la animosidad que sienten y experimentan en Egipto, ya que el enemigo mortal para el musulmán es el infiel."


Para demostrar la duplicidad de Al-Tayeb, Ibrahim mostró a Iglesia Militante una declaración en árabe del Instituto de Derechos Humanos de El Cairo, donde se lee: "En marzo de 2016, ante el parlamento alemán, el jeque Al-Tayeb dejó inequívocamente claro que la libertad religiosa está garantizada por el Corán , mientras que, en El Cairo, dice exactamente lo contrario".


Ibrahim también nombró a otros comentaristas musulmanes de Egipto que han señalado cómo Al-Tayeb se negó a denunciar a los yihadistas del Estado Islámico como "no islámicos", a pesar de la posición dogmática de Al-Azhar sobre los "infieles" y los "apóstatas".


Resumiendo su veredicto sobre la inutilidad del documento de la fraternidad humana, Ibrahim declaró: "Mientras que los creadores de opinión en el Occidente secular, que no tienen idea sobre el islam, continúan cacareando que está siendo 'mal entendido', aquí está la autoridad más importante del mundo musulmán que confirma muchos de los puntos fundamentales mantenidos por el Estado Islámico".


Y continuó:


"Al-Tayeb cree que el islam no es solo una religión que se practica en privado, sino que es un sistema totalitario diseñado para gobernar toda la sociedad mediante la implantación de la saría. Así apoya una de las leyes más inhumanas, que castiga al musulmán que desea abandonar el islam. Él minimiza la difícil situación de los cristianos perseguidos en Egipto, y esto cuando no incita al odio contra ellos llamándolos "infieles", la peor categoría del léxico islámico. De la misma manera, se niega incluso a denunciar al genocida Estado Islámico.


La firma de Al-Tayeb en el pacto por la fraternidad humana "no parece tener mucho valor, a pesar de la fanfarria que lo rodea", observó el académico. "Si Al-Tayeb es un lobo con piel de cordero, Francisco es un pastor soñador que conduce, o al menos deja ir, a su rebaño al matadero".


"Ya va siendo hora de que deje de jugar a la 'paloma inofensiva' y se vuelva 'sabio como una serpiente', aunque solo sea por el bien de millones de cristianos perseguidos bajo el islam", arguyó Ibrahim.


Egipto es el hogar de la comunidad cristiana más grande de Oriente Medio. Oficialmente, alrededor del 10% de la población, de 95 millones, son cristianos, aunque muchos creen que la cifra es significativamente mayor.


FUENTE