ESTUDIOS


Errores lingüísticos en el Corán. 5. La permutación defectuosa de los elementos del discurso

SAMI ALDEEB · TEXTO




Estamos hablando en este artículo de la quinta categoría de error lingüístico, a saber, la permutación defectuosa de los elementos del discurso llamados en árabe التقديم والتأخير, (literalmente: avance y retroceso), que puede traducirse por la figura retórica hísteron-próteron.


Esta expresión, de origen griego, se define como la inversión del orden cronológico o lógico de los hechos o ideas de una oración para llamar la atención sobre la idea más importante al colocarla en primer lugar. Por ejemplo: me gusta este profesor; es inteligente. Si digo: porque es inteligente, me gusta este profesor, enfatizo la inteligencia del profesor. Pero cuando la permutación perturba la comprensión del significado, debe considerarse como un error lingüístico, contrario a la elocuencia, cuyo objetivo es transmitir el significado al destinatario lo más claramente posible. Entonces, si digo: "el hombre se comió al león", el interlocutor ve ahí una exageración, o un error en la formulación que debería ser: "el león se comió al hombre".


Lo que nos interesa aquí es la permutación que tiene un efecto perturbador sobre el significado. Con este fin, podemos distinguir cinco tipos de permutación en el Corán, que los exegetas se han esforzado por justificar sin ninguna crítica dirigida contra el texto coránico, que se considera el culmen de la retórica transmitido por Dios, según su creencia. Por lo tanto, tal permutación no puede ser incorrecta, o sin objetivo. El Corán dice: "¿Habéis pensado que os creamos por entretenimiento" (74/23,115); "No creamos el cielo y la tierra, y lo que hay entre ellos, por juego. Si quisiéramos una distracción, nos la habríamos tomado. Si tuviéramos que hacer" (73/17: 16-17). Aunque algunas de estas justificaciones sean aceptables, muchas de ellas son rocambolescas.


Aquí exponemos los cinco tipos de permutación con algunos ejemplos:


1. Permutación que perturba el significado


Es la forma más grave, hace que el discurso sea incomprensible, obligando a los exegetas a reestructurar el pasaje en cuestión para encontrar un sentido plausible, a veces agregando o suprimiendo una o varias palabras. El lector encuentra muchos versos con tal permutación en el libro de Al-Suyyuti: كتاب الإتقان في علوم القرآن. He señalado en las notas un centenar de estos versículos desordenados y el orden propuesto por los exegetas para comprender su sentido. Aquí damos algunos ejemplos:


44/19,45. ¡Padre mío! Temo que un castigo procedente del misericordioso te toque, y que te conviertas en aliado de Satanás.

يَٰٓأَبَتِ! إِنِّيٓ أَخَافُ أَن يَمَسَّكَ عَذَابٞ مِّنَ ٱلرَّحۡمَٰنِ، فَتَكُونَ لِلشَّيۡطَٰنِ وَلِيّٗا»

Los exegetas lo reestructuraron de la siguiente manera:


44/19,45. ¡Padre mío! Temo que te conviertas en aliado de Satanás y, así, te toque un castigo del misericordioso.

يا أبت إني اخاف أن تكون وليا للشيطان فيمسك عذاب من الرحمن

42/25,43. ¿Has visto al que tomó a su dios como sus deseos?

أَرَأَيْتَ مَنِ اتَّخَذَ إِلَهَهُ هَوَاهُ

Los exegetas lo reestructuraron de la siguiente manera:


42/25,43. ¿Has visto al que tomó a sus deseos como su dios?

أرأيت من اتخذ هواه إلهه؟

45/20,129. Si una palabra no hubiera precedido de parte de tu Señor, habría sido obligatorio y fijado un plazo.

وَلَوْلَا كَلِمَةٌ سَبَقَتْ مِنْ رَبِّكَ لَكَانَ لِزَامًا وَأَجَلٌ مُسَمًّى


Los exegetas lo reestructuraron de la siguiente manera:


45/20,129. Si una palabra no hubiera precedido de parte de tu Señor y fijado un plazo, [el castigo] hubiera sido obligatorio.

ولولا كلمة سبقت من ربك وأجل مسمى لكان [العذاب] لزاما

113/9,3. Dios se desentiende de los asociadores  y su enviado.

أَنَّ اللَّهَ بَرِيءٌ مِنَ الْمُشْرِكِينَ وَرَسُولُهُ

 

Los exegetas lo reestructuraron de la siguiente manera:


113/9,3. Dios y su apóstol se desentienden de los asociadores.

إن الله ورسوله بريئان من المشركين

3/73,17. ¿Cómo os libraréis, si no creéis de un día que hará víctimas a los niños?

فَكَيۡفَ تَتَّقُونَ، إِن كَفَرۡتُمۡ، يَوۡمٗا يَجۡعَلُ ٱلۡوِلۡدَٰنَ شِيبًا

Los exegetas lo reestructuraron de la siguiente manera:


3/73,17. Si no creéis, ¿cómo os libraréis de un día que hará víctimas a los niños?

فَإِنْ كَفَرْتُمْ كَيْفَ تَتَّقُونَ يَوْمًا يَجْعَلُ الْوِلْدَانَ شِيبًا

8/87,4-5. que hizo salir el pasto y lo convirtió en heno verde

وَٱلَّذِيٓ أَخۡرَجَ ٱلۡمَرۡعَىٰ، فَجَعَلَهُۥ غُثَآءً أَحۡوَىٰ (أحوى: أخضر غضُّ يضرب إلى السواد من شدة الخضرة و الري)

Los exegetas lo reestructuraron de la siguiente manera:


8/87,4-5. que hizo salir el pasto verde y lo convirtió en heno.

وَالَّذِي أَخْرَجَ الْمَرْعَى أَحْوَى فَجَعَلَهُ غُثَاءً

38/38,26. Los que se extravíen del camino de Dios tendrán el día de la cuenta una fuerte castigo por haber olvidado.

نَّ ٱلَّذِينَ يَضِلُّونَ عَن سَبِيلِ ٱللَّهِ، لَهُمۡ عَذَابٞ شَدِيدُۢ، بِمَا نَسُواْ يَوۡمَ ٱلۡحِسَابِ



Los exegetas lo reestructuraron de la siguiente manera:


38/38,26. Los que se extravíen del camino de Dios tendrán un fuerte castigo el día de la cuenta.

إِنَّ الَّذِينَ يَضِلُّونَ عَنْ سَبِيلِ اللَّهِ لَهُمْ يَوْمَ الْحِسَابِ عَذَابٌ شَدِيدٌ بِمَا نَسُوا

39/7,187. Te preguntan sobre la hora... Te preguntan como si fueras conocedor de ella.

يَسۡ‍َٔلُونَكَ عَنِ ٱلسَّاعَةِ … يَسۡ‍َٔلُونَكَ كَأَنَّكَ حَفِيٌّ عَنۡهَا

 
Los exegetas lo reestructuraron de la siguiente manera:


39/7,187. Te preguntan sobre la hora... Te preguntan sobre ella como si fueras conocedor.

يَسۡ‍َٔلُونَكَ عَنِ ٱلسَّاعَةِ … يَسْأَلُونَكَ عَنْهَا كَأَنَّكَ حَفِيٌّ

 

2. Permutación en dos versículos que se repiten


Se trata de versículos que se repiten total o parcialmente pero cuyos elementos han sido invertidos. Damos aquí dos ejemplos entre tantos otros:


39/7,161. Decid: perdón, y entrad por la puerta prosternados.

وَقُولُوا حِطَّةٌ وَادْخُلُوا الْبَابَ سُجَّدًا

87/2,58. Entrad por la puerta prosternados y decid: perdón.

وَادْخُلُوا الْبَابَ سُجَّدًا وَقُولُوا حِطَّةٌ

92/4,135. ¡Vosotros que habéis creído! Sed rectos en equidad, como testigos de Dios.

يَا أَيُّهَا الَّذِينَ آَمَنُوا كُونُوا قَوَّامِينَ بِالْقِسْطِ شُهَدَاءَ لِلَّ

112/5,8. ¡Vosotros que habéis creído! Sed rectos con Dios, testigos de la equidad.

يَا أَيُّهَا الَّذِينَ آَمَنُوا كُونُوا قَوَّامِينَ لِلَّهِ شُهَدَاءَ بِالْقِسْطِ

Este último versículo es erróneo porque el Corán usa por doquier el verbo قام  con la palabra  قسط




3. Permutación de elementos dentro de un versículo


Hay versículos que mencionan palabras en un orden particular que los exegetas intentan justificar. Es este tipo de permutación el que más los ocupa. Damos algunos ejemplos:


62/42,13. Él os legisló de la religión lo que le había ordenado a Noé, lo que te hemos revelado [a ti Mahoma], así como lo que le ordenamos a Abrahán, a Moisés y a Jesús: "Estableced la religión, y no os separéis al respecto".

شَرَعَ لَكُمْ مِنَ الدِّينِ مَا وَصَّى بِهِ نُوحًا وَالَّذِي أَوْحَيْنَا إِلَيْكَ [يا محمد] وَمَا وَصَّيْنَا بِهِ إِبْرَاهِيمَ وَمُوسَى وَعِيسَى أَنْ أَقِيمُوا الدِّينَ وَلَا تَتَفَرَّقُوا فِيهِ

Este versículo inserta a Mahoma entre Noé y Abrahán, cuando debería haberlo insertado cronológicamente después de Jesús. Al-Masiri explica la disposición de estos nombres de la siguiente manera: "Después de mencionar la religión de Noé, la mención de Mahoma viene a indicar que la religión del islam es el sello de las religiones y, al ponerla a continuación de la primera religión, puede unir todas las religiones, y luego menciona las otras tres religiones porque se sitúan en medio de las dos religiones mencionadas antes".


95/47,15. El ejemplo del jardín prometió a los temerosos: hay arroyos de agua que no duerme, arroyos de leche de sabor inalterable, arroyos de vino delicioso para los bebedores, y arroyos de miel purificada.

مَثَلُ الْجَنَّةِ الَّتِي وُعِدَ الْمُتَّقُونَ فِيهَا أَنْهَارٌ مِنْ مَاءٍ غَيْرِ آَسِنٍ وَأَنْهَارٌ مِنْ لَبَنٍ لَمْ يَتَغَيَّرْ طَعْمُهُ وَأَنْهَارٌ مِنْ خَمْرٍ لَذَّةٍ لِلشَّارِبِينَ وَأَنْهَارٌ مِنْ عَسَلٍ مُصَفًّى

Abu Hayyan interpreta la disposición de los arroyos de la siguiente manera: "Este versículo comienza con el agua, que es indispensable en las bebidas, seguida de la leche, que sirve de alimento en muchas comidas de los árabes y de otros, seguida del vino, porque , después del refrigerio y la saciedad, el alma tiende hacia lo que le da placer, seguido de la miel, porque constituye un remedio para las enfermedades que resultan de la bebida y la comida, y por eso aparece en último lugar.


113/9,60. Las limosnas son para los pobres, los necesitados, los que trabajan allí, aquellos cuyos corazones deben ganarse, [la liberación] de los esclavos, los que están sobrecargados de deudas, el camino de Dios y el viajero.

إِنَّمَا الصَّدَقَاتُ لِلْفُقَرَاءِ وَالْمَسَاكِينِ وَالْعَامِلِينَ عَلَيْهَا وَالْمُؤَلَّفَةِ قُلُوبُهُمْ وَفِي الرِّقَابِ وَالْغَارِمِينَ وَفِي سَبِيلِ اللَّهِ وَاِبْنِ السَّبِيلِ فَرِيضَةً مِنَ اللَّهِ وَاللَّهُ عَلِيمٌ حَكِيمٌ

La disposición está aquí conforme a la importancia de estas categorías y para indicar el derecho a tener prioridad en la caridad.



4. Permutación de elementos dentro de un versículo en un orden inusual, pero que no plantea un problema de comprensión


Damos algunos ejemplos en la forma coránica y la forma usual:


45/20,55. De ella te creamos, a ella te devolveremos, y de ella te haremos salir otra vez.

مِنْهَا خَلَقْنَاكُمْ وَفِيهَا نُعِيدُكُمْ وَمِنْهَا نُخْرِجُكُمْ تَارَةً أُخْرَى

45/20,55. Te creamos de ella, te devolveremos a ella y te haremos salir de ella otra vez.

خَلَقْنَاكُمْ مِنْهَا وَنُعِيدُكُمْ فِيهَا وَنُخْرِجُكُمْ مِنْهَا تَارَةً أُخْرَى

61/41,28. Esta es la retribución de los enemigos de Dios: el fuego. Tendrán allí la morada eternamente, como retribución porque habían nuestros signos negado.

ذَلِكَ جَزَاءُ أَعْدَاءِ اللَّهِ النَّارُ لَهُمْ فِيهَا دَارُ الْخُلْدِ جَزَاءً بِمَا كَانُوا بِآَيَاتِنَا يَجْحَدُونَ

61/41,28. Esta es la retribución de los enemigos de Dios: el fuego. Tendrán allí la morada eternamente, como retribución porque habían negado nuestros signos.

ذَلِكَ جَزَاءُ أَعْدَاءِ اللَّهِ النَّارُ لَهُمْ فِيهَا دَارُ الْخُلْدِ جَزَاءً بِمَا كَانُوا يَجْحَدُونَ بِآَيَاتِنَا

62/42,3. Así te revela a ti y a los que están antes de ti Dios, el orgulloso, el sabio.

كَذَلِكَ يُوحِي إِلَيْكَ وَإِلَى الَّذِينَ مِنْ قَبْلِكَ اللَّهُ الْعَزِيزُ الْحَكِيمُ

62/42,3. Así revela a Dios, el orgulloso, el sabio, a ti y a los que están antes de ti.

كَذَلِكَ يُوحِي اللَّهُ الْعَزِيزُ الْحَكِيمُ إِلَيْكَ وَإِلَى الَّذِينَ مِنْ قَبْلِكَ


92/4,8. Cuando estén presentes en el reparto los parientes, los huérfanos y los indigentes, distribuidles.

وَإِذَا حَضَرَ الْقِسْمَةَ أُولُو الْقُرْبَى وَالْيَتَامَى وَالْمَسَاكِينُ فَارْزُقُوهُمْ مِنْهُ

92/4,8. Cuando los parientes, los huérfanos y los indigentes estén presentes en el reparto, distribuidles.

وَإِذَا حَضَرَ أُولُو الْقُرْبَى وَالْيَتَامَى وَالْمَسَاكِينُ الْقِسْمَةَ فَارْزُقُوهُمْ مِنْهُ


5. Permutación de elementos de un mismo relato


A veces, por no decir con frecuencia, el Corán pasa de un tema a otro, y luego regresa al primer tema, insertando así elementos ajenos al relato en cuestión, lo que da la impresión de un texto incoherente, sin lógica interna Esto se encuentra dentro de un capítulo o de varios capítulos.


Así, el Corán evoca el divorcio de Zayd y Zaynab (a quien no nombra) en los versículos 90/33,1-5.


90/33,1. ¡Oh profeta! Teme a Dios y no obedezcas a los descreídos ni a los hipócritas. Dios era conocedor, sabio.

يَا أَيُّهَا النَّبِيُّ اتَّقِ اللَّهَ وَلَا تُطِعِ الْكَافِرِينَ وَالْمُنَافِقِينَ إِنَّ اللَّهَ كَانَ عَلِيمًا حَكِيمًا

90/33,2. Sigue lo que te ha sido revelado de tu Señor. Dios estaba informado de lo que hacéis.

وَاتَّبِعْ مَا يُوحَى إِلَيْكَ مِنْ رَبِّكَ إِنَّ اللَّهَ كَانَ بِمَا تَعْمَلُونَ خَبِيرًا

90/33,3. Confíate a Dios. Dios es suficiente como garante.

وَتَوَكَّلْ عَلَى اللَّهِ وَكَفَى بِاللَّهِ وَكِيلًا

90/33,4. Dios no hizo a un hombre con dos corazones en su interior. No hizo de vuestras esposas, que las asimiléis a la espalda [maternal], a vuestras madres. No hizo de vuestros adoptivos vuestros propios hijos. Esas son vuestras palabras de vuestras bocas. Pero Dios dice [las palabras de] la verdad, y él es quien dirige hacia el camino.

مَا جَعَلَ اللَّهُ لِرَجُلٍ مِنْ قَلْبَيْنِ فِي جَوْفِهِ وَمَا جَعَلَ أَزْوَاجَكُمُ اللَّائِي تُظَاهِرُونَ مِنْهُنَّ أُمَّهَاتِكُمْ وَمَا جَعَلَ أَدْعِيَاءَكُمْ أَبْنَاءَكُمْ ذَلِكُمْ قَوْلُكُمْ بِأَفْوَاهِكُمْ وَاللَّهُ يَقُولُ الْحَقَّ وَهُوَ يَهْدِي السَّبِيلَ

90/33,5. Llamadlos por sus padres, es más justo ante Dios. Pero si no conocéis a sus padres, entonces son vuestros hermanos en religión y vuestros aliados. Ningún reproche para vosotros por lo que hayáis cometido por error, sino [por] lo que vuestros corazones hacen deliberadamente. Dios es indulgente, misericordioso.

ادْعُوهُمْ لِآَبَائِهِمْ هُوَ أَقْسَطُ عِنْدَ اللَّهِ فَإِنْ لَمْ تَعْلَمُوا آَبَاءَهُمْ فَإِخْوَانُكُمْ فِي الدِّينِ وَمَوَالِيكُمْ وَلَيْسَ عَلَيْكُمْ جُنَاحٌ فِيمَا أَخْطَأْتُمْ بِهِ وَلَكِنْ مَا تَعَمَّدَتْ قُلُوبُكُمْ وَكَانَ اللَّهُ غَفُورًا رَحِيمًا

Y en seguida vuelve al tema en los versículos 36-40:


90/33,36. No le corresponde a un creyente o una creyente, cuando Dios y su enviado han decidido sobre un asunto, tener opción en ese asunto. Quien desobedece a Dios y su enviado se ha extraviado con un extravío manifiesto.

وَمَا كَانَ لِمُؤْمِنٍ وَلَا مُؤْمِنَةٍ إِذَا قَضَى اللَّهُ وَرَسُولُهُ أَمْرًا أَنْ يَكُونَ لَهُمُ الْخِيَرَةُ مِنْ أَمْرِهِمْ وَمَنْ يَعْصِ اللَّهَ وَرَسُولَهُ فَقَدْ ضَلَّ ضَلَالًا مُبِينًا

90/33,37. [Recuerda] cuando decías a quien Dios había agraciado y tú habías agraciado: "Guarda a tu esposa para ti y teme a Dios". Pero escondes en tu alma lo que Dios hace aparecer y temes a los humanos, mientras que Dios tiene más derecho a que lo temas. Cuando Zayd había terminado con ella, te la dimos como esposa, para que no haya ningún reparo para los creyentes con las esposas de sus hijos adoptivos, cuando estos hayan terminado con ellas. La orden de Dios se cumple.

وَإِذْ تَقُولُ لِلَّذِي أَنْعَمَ اللَّهُ عَلَيْهِ وَأَنْعَمْتَ عَلَيْهِ أَمْسِكْ عَلَيْكَ زَوْجَكَ وَاتَّقِ اللَّهَ وَتُخْفِي فِي نَفْسِكَ مَا اللَّهُ مُبْدِيهِ وَتَخْشَى النَّاسَ وَاللَّهُ أَحَقُّ أَنْ تَخْشَاهُ فَلَمَّا قَضَى زَيْدٌ مِنْهَا وَطَرًا زَوَّجْنَاكَهَا لِكَيْ لَا يَكُونَ عَلَى الْمُؤْمِنِينَ حَرَجٌ فِي أَزْوَاجِ أَدْعِيَائِهِمْ إِذَا قَضَوْا مِنْهُنَّ وَطَرًا وَكَانَ أَمْرُ اللَّهِ مَفْعُولً

90/33,38. No hubo inconveniente para el profeta en lo que Dios le impuso. Esta es la ley de Dios para aquellos que pasaron antes. La orden de Dios era una predeterminación predeterminada.

مَا كَانَ عَلَى النَّبِيِّ مِنْ حَرَجٍ فِيمَا فَرَضَ اللَّهُ لَهُ سُنَّةَ اللَّهِ فِي الَّذِينَ خَلَوْا مِنْ قَبْلُ وَكَانَ أَمْرُ اللَّهِ قَدَرًا مَقْدُورًا

90/33,39. Los que hacen llegar los envíos de Dios lo temen, y no temen a nadie más que a Dios. Dios basta como contable.

الَّذِينَ يُبَلِّغُونَ رِسَالَاتِ اللَّهِ وَيَخْشَوْنَهُ وَلَا يَخْشَوْنَ أَحَدًا إِلَّا اللَّهَ وَكَفَى بِاللَّهِ حَسِيبًا

90/33,40. Mahoma nunca ha sido padre de uno de vuestros hombres. Pero él es el enviado de Dios y el sello de los profetas. Dios es conocedor de todo.

مَا كَانَ مُحَمَّدٌ أَبَا أَحَدٍ مِنْ رِجَالِكُمْ وَلَكِنْ رَسُولَ اللَّهِ وَخَاتَمَ النَّبِيِّينَ وَكَانَ اللَّهُ بِكُلِّ شَيْءٍ عَلِيمًا

92/4,3. Si teméis no ser equitativos con los huérfanos [...], casaos con las mujeres que os plazcan: dos, tres y cuatro. Pero si teméis no ser justos, entonces una sola, o vuestras esclavas. Esto es lo mínimo para no oprimir.

وَإِنْ خِفْتُمْ أَلَّا تُقْسِطُوا فِي الْيَتَامَى فَانْكِحُوا مَا طَابَ لَكُمْ مِنَ النِّسَاءِ مَثْنَى وَثُلَاثَ وَرُبَاعَ فَإِنْ خِفْتُمْ أَلَّا تَعْدِلُوا فَوَاحِدَةً أَوْ مَا مَلَكَتْ أَيْمَانُكُمْ ذَلِكَ أَدْنَى أَلَّا تَعُولُوا

Este versículo estaría en su lugar después del versículo siguiente:


92/4,127. [—] Te piden tu opinión sobre las mujeres. Di: "Dios os advierte acerca de ellas, además de lo que se os recita en el libro referente a las mujeres huérfanas a las que no les dais lo que está prescrito para ellas, y con las que [no] os quieres casar, y los débiles entre los niños. [Él os ordena] actuar con justicia hacia los huérfanos. Lo que hacéis bien, Dios era conocedor".

وَيَسْتَفْتُونَكَ فِي النِّسَاءِ قُلِ اللَّهُ يُفْتِيكُمْ فِيهِنَّ وَمَا يُتْلَى عَلَيْكُمْ فِي الْكِتَابِ فِي يَتَامَى النِّسَاءِ اللَّاتِي لَا تُؤْتُونَهُنَّ مَا كُتِبَ لَهُنَّ وَتَرْغَبُونَ أَنْ تَنْكِحُوهُنَّ وَالْمُسْتَضْعَفِينَ مِنَ الْوِلْدَانِ وَأَنْ تَقُومُوا لِلْيَتَامَى بِالْقِسْطِ وَمَا تَفْعَلُوا مِنْ خَيْرٍ فَإِنَّ اللَّهَ كَانَ بِهِ عَلِيمًا

Lo mismo con respecto a la dirección del rezo regulada por los siguientes versículos dispersos:


87/2,115. [—] De Dios es el oriente y el occidente. Dondequiera que volváis [vuestros rostros en el rezo], ahí está el rostro de Dios. Dios es grande, conocedor.

لِلَّهِ الْمَشْرِقُ وَالْمَغْرِبُ فَأَيْنَمَا تُوَلُّوا فَثَمَّ وَجْهُ اللَّهِ إِنَّ اللَّهَ وَاسِعٌ عَلِيمٌ

87/2,142. Los insensatos entre los humanos dirán: "¿Quién les hizo volver [sus rostros] de la dirección en la que estaban?" Di: "De Dios es el oriente y el occidente. Él dirige a quien quiere por un camino recto".

سَيَقُولُ السُّفَهَاءُ مِنَ النَّاسِ مَا وَلَّاهُمْ عَنْ قِبْلَتِهِمُ الَّتِي كَانُوا عَلَيْهَا قُلْ لِلَّهِ الْمَشْرِقُ وَالْمَغْرِبُ يَهْدِي مَنْ يَشَاءُ إِلَى صِرَاطٍ مُسْتَقِيمٍ

87/2,143. [Así que hemos hecho de vosotros una nación mediana, para que seáis testigos ante a los humanos, y que el enviado sea testigo ante vosotros]. No adoptamos la dirección en la que estabas, sino para que supiéramos quién sigue al enviado y quién le vuelve la espalda. Era una gran prueba, salvo para aquellos a quienes Dios dirige. No es propio de Dios dejar que vuestra fe se pierda. Dios es compasivo, misericordioso con los humanos.

وَكَذَلِكَ جَعَلْنَاكُمْ أُمَّةً وَسَطًا لِتَكُونُوا شُهَدَاءَ عَلَى النَّاسِ وَيَكُونَ الرَّسُولُ عَلَيْكُمْ شَهِيدًا وَمَا جَعَلْنَا الْقِبْلَةَ الَّتِي كُنْتَ عَلَيْهَا إِلَّا لِنَعْلَمَ مَنْ يَتَّبِعُ الرَّسُولَ مِمَّنْ يَنْقَلِبُ عَلَى عَقِبَيْهِ وَإِنْ كَانَتْ لَكَبِيرَةً إِلَّا عَلَى الَّذِينَ هَدَى اللَّهُ وَمَا كَانَ اللَّهُ لِيُضِيعَ إِيمَانَكُمْ إِنَّ اللَّهَ بِالنَّاسِ لَرَؤُوفٌ رَحِيمٌ

87/2,144. Te vemos volver el rostro al cielo. Le haremos volver hacia una dirección que tú aceptes. Vuelve tu rostro hacia el santuario prohibido. Dondequiera que estéis, volved vuestros rostros de ese lado. Aquellos a quienes se les dio el libro saben que esta es la verdad de su Señor. Dios no ignora lo que hacen.

قَدْ نَرَى تَقَلُّبَ وَجْهِكَ فِي السَّمَاءِ فَلَنُوَلِّيَنَّكَ قِبْلَةً تَرْضَاهَا فَوَلِّ وَجْهَكَ شَطْرَ الْمَسْجِدِ الْحَرَامِ وَحَيْثُ مَا كُنْتُمْ فَوَلُّوا وُجُوهَكُمْ شَطْرَهُ وَإِنَّ الَّذِينَ أُوتُوا الْكِتَابَ لَيَعْلَمُونَ أَنَّهُ الْحَقُّ مِنْ رَبِّهِمْ وَمَا اللَّهُ بِغَافِلٍ عَمَّا يَعْمَلُونَ

87/2,145. Incluso si aportas a quienes se les dio el libro todos los signos, no seguirían tu dirección. Y tú no seguirás su dirección. Y tampoco seguirían la dirección unos de otros. Si siguieras sus deseos, después de que te llegara el conocimiento, entonces serías de los opresores.

وَلَئِنْ أَتَيْتَ الَّذِينَ أُوتُوا الْكِتَابَ بِكُلِّ آَيَةٍ مَا تَبِعُوا قِبْلَتَكَ وَمَا أَنْتَ بِتَابِعٍ قِبْلَتَهُمْ وَمَا بَعْضُهُمْ بِتَابِعٍ قِبْلَةَ بَعْضٍ وَلَئِنِ اتَّبَعْتَ أَهْوَاءَهُمْ مِنْ بَعْدِ مَا جَاءَكَ مِنَ الْعِلْمِ إِنَّكَ إِذًا لَمِنَ الظَّالِمِينَ

87/2,148. A cada uno una orientación hacia la cual vuelve [su rostro]. Competid, pues, en las buenas obras. Dondequiera que estéis, Dios os hará venir a todos. Dios es todopoderoso.

وَلِكُلٍّ وِجْهَةٌ هُوَ مُوَلِّيهَا فَاسْتَبِقُوا الْخَيْرَاتِ أَيْنَ مَا تَكُونُوا يَأْتِ بِكُمُ اللَّهُ جَمِيعًا إِنَّ اللَّهَ عَلَى كُلِّ شَيْءٍ قَدِيرٌ

87/2,149. Dondequiera que vayas, vuelve el rostro hacia el lado del santuario prohibido. [Esta es la verdad de tu Señor. Dios no ignora lo que hacéis.]

وَمِنْ حَيْثُ خَرَجْتَ فَوَلِّ وَجْهَكَ شَطْرَ الْمَسْجِدِ الْحَرَامِ وَإِنَّهُ لَلْحَقُّ مِنْ رَبِّكَ وَمَا اللَّهُ بِغَافِلٍ عَمَّا تَعْمَلُونَ

87/2,150. Dondequiera que vayas, vuelve el rostro hacia el lado del santuario prohibido. Dondequiera que estés, volved vuestros rostros hacia ese lado, para que los humanos no tengan argumentos contra vosotros, excepto aquellos que han oprimido. Así que no los temáis, sino temedme a mí. Y esto para que yo complete mi gracia hacia vosotros. Quizás os dirijáis.

وَمِنْ حَيْثُ خَرَجْتَ فَوَلِّ وَجْهَكَ شَطْرَ الْمَسْجِدِ الْحَرَامِ وَحَيْثُ مَا كُنْتُمْ فَوَلُّوا وُجُوهَكُمْ شَطْرَهُ لِئَلَّا يَكُونَ لِلنَّاسِ عَلَيْكُمْ حُجَّةٌ إِلَّا الَّذِينَ ظَلَمُوا مِنْهُمْ فَلَا تَخْشَوْهُمْ وَاخْشَوْنِي وَلِأُتِمَّ نِعْمَتِي عَلَيْكُمْ وَلَعَلَّكُمْ تَهْتَدُونَ

87/2,177. Lo bueno no es volver el rostro en dirección a oriente o a occidente, sino que es bueno quien cree en Dios, en el último día, en los ángeles, en el libro y en los profetas, quien da de su fortuna, a pesar del amor [por la fortuna], a los parientes, a los huérfanos, a los indigentes, al viajero, a los mendigos y para la [liberación] de los esclavos, quien eleva el rezo y paga el diezmo. Lo mismo, quienes cumplen su compromiso, cuando se comprometen, y aguantan en la adversidad, en la desgracia, así como en el momento de la estrechez. Estos son los verídicos, y estos son los que temen.

لَيْسَ الْبِرَّ أَنْ تُوَلُّوا وُجُوهَكُمْ قِبَلَ الْمَشْرِقِ وَالْمَغْرِبِ وَلَكِنَّ الْبِرَّ مَنْ آَمَنَ بِاللَّهِ وَالْيَوْمِ الْآَخِرِ وَالْمَلَائِكَةِ وَالْكِتَابِ وَالنَّبِيِّينَ وَآَتَى الْمَالَ عَلَى حُبِّهِ ذَوِي الْقُرْبَى وَالْيَتَامَى وَالْمَسَاكِينَ وَابْنَ السَّبِيلِ وَالسَّائِلِينَ وَفِي الرِّقَابِ وَأَقَامَ الصَّلَاةَ وَآَتَى الزَّكَاةَ وَالْمُوفُونَ بِعَهْدِهِمْ إِذَا عَاهَدُوا وَالصَّابِرِينَ فِي الْبَأْسَاءِ وَالضَّرَّاءِ وَحِينَ الْبَأْسِ أُولَئِكَ الَّذِينَ صَدَقُوا وَأُولَئِكَ هُمُ الْمُتَّقُونَ

Podemos notar la repetición superflua en los dos versículos 149 y 150, y la inserción de elementos externos al tema en los versículos 143 y 150.


Hay que mencionar también la inserción de versículos medineses en 35 de los capítulos de La Meca.


En nuestra edición árabe del Corán y en nuestro libro Los errores lingüísticos del Corán en árabe, hemos prestado especial atención a los dos primeros tipos de permutación, dejando de lado a los otros tres, debido a su gran número.



FUENTE



 RELACIONADO


Errores lingüísticos en el Corán. 11. El corte defectuoso de los versículos y la ausencia de puntuación moderna



Errores lingüísticos en el Corán. 10. La dislocación de versículos del Corán



Errores lingüísticos en el Corán. 9. Las lagunas del Corán y la teoría de la omisión y la estimación



Errores lingüísticos en el Corán. 8. La repetición, la dispersión y la redundancia



Errores lingüísticos en el Corán. 7. Las contradicciones del Corán



Errores lingüísticos en el Corán. 6. Los errores gramaticales, o enálage



Errores lingüísticos en el Corán. 5. La permutación defectuosa de los elementos del discurso



Errores lingüísticos en el Corán. 4. El uso de palabras inapropiadas, y la teoría de la inclusión



Errores lingüísticos en el Corán. 3. Las variantes, o todo es bronca para los árabes



Errores lingüísticos en el Corán. 2. Las faltas de ortografía, o el Alzheimer de Dios



Errores lingüísticos en el Corán. 1. La ambigüedad, o cuando Dios habla en chino



Errores lingüísticos en el Corán