NOTICIAS


¿Musulmanes en el punto de mira? Para hacerse daneses, los extranjeros naturalizados deberán dar la mano

RT FRANCE · 21-12-2018



Nueva iniciativa de choque en Dinamarca: el país escandinavo acaba de aprobar una ley que obliga a los extranjeros naturalizados a dar la mano durante la ceremonia en la que obtienen la ciudadanía danesa.


Los legisladores daneses han aprobado un proyecto de ley para obligar a aquellos que buscan la ciudadanía a darse la mano con el funcionario civil que preside la ceremonia, informa el New York Times del 20 de diciembre. Esta iniciativa es criticada en el país por estar pensada con el fin de discriminar a los musulmanes tentados de hacerse daneses.


Sin embargo, la propuesta estaba apoyada por los partidos que conforman la coalición gubernamental, entre ellos en primer lugar el Partido Conservador y el Partido Popular Danés (antiinmigración). Esta nueva obligación para los extranjeros naturalizados entrará en vigor el día 1 de enero de 2019.


Algunos alcaldes ya han indicado que ignorarán las nuevas normas. "Darse la mano no muestra si estás integrado o no. Creo que probablemente encontraré una excusa y el teniente alcalde vendrá a trabajar ese día", advirtió en septiembre Kasper Ejsing Olesen, el primer edil de Kerteminde. El proyecto de ley prevé igualmente duplicar los costos de naturalización, que en adelante alcanzarán alrededor de los 350 euros.


El ministro danés de integración, Inger Støjberg, miembro del partido de centro derecha Venstre, ha rechazado estas críticas, insistiendo en que un apretón de manos es "una parte completamente natural de una ceremonia". En su página de Facebook, ha justificado de nuevo esta ley explicando que el apretón de manos es "una señal visible de que tienes a Dinamarca en el corazón".


Dinamarca en vanguardia de las medidas de choque para la integración de los inmigrantes


Ha explicado además que el portavoz danés del partido islamista Hizb ut-Tahrir, que apoyaba abiertamente la creación de un califato, había declarado que no se habría hecho danés si la ley hubiera estado en vigor en el momento en que él se naturalizó.


"Le he preguntado si aconsejaría a los partidarios de Hizb ut-Tahrir que eviten la naturalización, y él dice que lo hará. Eso es exactamente lo que queremos con respecto a esta ceremonia de naturalización".


Esta nueva medida es parte de la política desarrollada por el gobierno danés contra la inmigración masiva y la afluencia de migrantes. A principios de este mes, Inger Støjberg propuso, por ejemplo, enviar solicitantes de asilo rechazados a una isla danesa alejada de la costa a unos tres kilómetros del continente. Allí se va a llevar a un centenar de solicitantes de asilo rechazados y también delincuentes desde ahora a 2021.


Desde 2016, Dinamarca aplica asimismo una ley que permite la confiscación de dinero y objetos de valor de los refugiados para financiar su estancia en Dinamarca. Para hacerse danés, un extranjero debe haber vivido en el país durante al menos nueve años, aprobar un examen de lengua y cultura danesa, presentar un certificado de antecedentes penales limpio de toda infracción grave y tener suficiente capacidad financiera para mantenerse.



FUENTE



 RELACIONADO


Inmigración: medidas de choque en Dinamarca para luchar contra los ‘guetos étnicos’