NOTICIAS


Una sentencia monstruosa

SAMI ALDEEB



Texto de la sentencia:

http://hudoc.echr.coe.int/fre?i=001-187188


El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por unanimidad,


estima que Austria no ha violado el derecho a la libertad de expresión al condenar penalmente a una mujer que acusó a Mahoma de pedofilia,


basándose en los siguientes fundamentos:


– que ella habla de pedofilia en el sentido del lenguaje común para un hombre de 56 años que viola a una niña de 9 años, y no prueba que Mahoma fuera pedófilo en el sentido médico del término,


– que hiere los sentimientos religiosos,


– que solo puede suscitar indignación para la devoción a Mahoma,


– que no aporta nada al debate.


De modo que, para el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, plantear el problema de la veneración a Mahoma como un buen modelo, cuando él viola a una niña desde los 9 a los 18 años, va más allá de los límites del debate, y las niñas que mueren o son torturadas por violaciones cotidianas pesan menos en la balanza de los derechos que los "sentimientos religiosos".


FUENTE



 RELACIONADO


El matrimonio infantil en Turquía